¿Cómo ahorrar en tu crédito?

¿Está buscando financiación para realizar un proyecto que es importante para usted?¿Necesita dinero para comprar muebles nuevos para su hogar, comprar un auto nuevo o hacer algunas obras en su apartamento?¿Desafortunadamente no tienes suficiente dinero en tu cuenta bancaria para llevar a cabo estos diferentes proyectos?Entonces se le ocurre la idea de obtener un préstamo al consumidor para que pueda obtenerlo de inmediato sin esperar meses y años de ahorro.Sin embargo, ¿este es tu primer préstamo y tienes miedo de pagar más de lo necesario por tu financiación?Así que descubra algunos consejos para que su crédito sea lo más barato posible.

Elegir el tipo de préstamo adecuado

Es importante primero, antes de solicitar, conocer los diferentes tipos de crédito que se encuentran disponibles en el mercado, porque cada crédito de consumo tiene sus especificidades y sus ventajas.

El crédito afectado, que incluye el préstamo de trabajo y el préstamo de automóvil, es financiamiento que se dedica a una compra específica, el dinero será transferido a su cuenta por su organización solo a cambio de comprobante como una cotización. auto por ejemplo. Este crédito tiene la ventaja de tener atractivas condiciones de uso y una tasa baja.

El préstamo personal es una financiación que permitirá al prestatario obtener una cantidad de hasta 75.000 euros de una sola vez para poder comprar lo que quiera sin tener que aportar documentos justificativos a su banco.

El crédito rotatorio es una reserva de dinero que permitirá al prestatario echar mano de él para gastos imprevistos o divertirse cuando quiera y sin aportar pruebas. Esta reserva se repondrá a medida que el prestatario reembolse. A menudo se asociará con una tarjeta de crédito.

El préstamo estudiantil es una financiación ventajosa que se dedica a los estudiantes, financiará su escolarización y todos los gastos relacionados. Las principales ventajas de este tipo de crédito son que la tasa se acerca a la TAE fija 1 % y que el reembolso es diferido, solo se da al final de los estudios.

Elige la cantidad y la duración

Elegir el monto adecuado y su plazo de crédito será la clave para ahorrar dinero en su financiación, para ello tendrás que tener en cuenta tu capacidad de reembolso. Sabiendo que el banco no presta a personas que no respeten un ratio de endeudamiento inferior a 33 %, será cuestión de no superar este umbral. Para ello tendrás que calcular de forma aproximada el pago mensual que no se debe sobrepasar, bastará con tomar 33 % de tu salario neto, por ejemplo para un salario de 1700 euros no debes superar los 561 euros mensuales. Encontrará más información sobre el cálculo en esta página.

Luego tendrás que elegir la duración más óptima para lograr el máximo ahorro, porque es bien sabido que cuanto más corto sea un préstamo, menor será el costo total del mismo. Por eso te aconsejamos que vayas a una calculadora de préstamos para averiguar la duración que más se adapta al monto elegido, asegurándote de no exceder tus pagos mensuales previamente calculados.

Utilice un comparador de crédito

Finalmente, para seguir ahorrando la cantidad máxima de euros, podemos recomendarte que utilices un comparador de organizaciones para encontrar la que te ofrecerá la mejor oferta posible según tu proyecto.Para esto solo tendrás que utilizar un comparador que encontrarás en cualquier sitio especializado en crédito, para completar la cantidad que deseas, el tipo de crédito así como la duración, completa tu información personal para que puede establecer un perfil y validar.A continuación, recibirá ofertas de diferentes organizaciones y solo tendrá que elegir la tarifa más baja para ahorrar unos cientos de euros.